domingo, 29 de mayo de 2011

Grito 7 Noche 6 Love like Winter «Juntos»

¡Hola! Mila las saluda totalmente.. enferma -____- ah, ya no puedo con esta gripa.. TT__TT de nuevo me disculpo por la ausencia de caps pero.. ¿Por qué casi no han comentado? Oh, de todas maneras, gracias a Moni, Maria y a Kriss por dejar sus lindos comentarios n.n comprendo que varias están en exámenes así que.. las estaré esperando :D Sin más por el momento que decir, les dejo este nuevo cap recién salido del horno jumy!! n.n cuidense nenas, besos, bye.

Grito 7 Noche 6 Love like Winter «Juntos»

Me acerqué poco a poco hacia él, hasta quedar parada en frente. Flexioné mis piernas y me hinqué ante su figura… era tan bello… aquel rostro tan fino y dulce, durmiendo perezoso… qué tierno.
Con una sonrisa melancólica, comencé a acariciar lentamente sus mejillas, su nariz, su boca, su cabello, su todo…
Lentamente, comenzó a abrir sus ojos, despertándose con mis caricias.
-Lea… -susurró adormilado- por un momento creí que no ibas a venir… -Me abrazó tiernamente contra su pecho-
-No te preocupes, mi Bill… ya estoy aquí… -Las lágrimas cristalinas comenzaron a brotar de mis ojos-
-Lea… ¿Estás llorando? –Me tomó delicadamente del rostro-
-¡Te quiero, Bill! ¡TE QUIERO! –Lo abracé lo más fuerte que pude y descargué mi furia en aquellas amargas lágrimas-
-¿Por qué estás tan rara? ¿Qué te sucede? ¿Qué te pasó?
-Yo… -Me quedé reflexionando unos momentos-
Me mordí el labio… tenía que soltar las palabras, lo tenía que hacer, pero… pero… tenía que ser fuerte y directo: uno, dos ¡TRES!
-Me voy mañana. –La voz se me quebró en medio de las palabras-
-¿Qué? –Su rostro cambió bruscamente de preocupación a enojo… ¡No! ¿Por qué se tenía que enojar?-
-Te dije que venía de vacaciones ¿No? Pues éste lapso de tiempo va acabar… -Expliqué temblorosa-
-Ah, la verdad es que no te entendí bien con lo de “vacaciones” por que yo no sé lo que significa vacaciones… ¡Por eso! ¡No creí que te irías tan rápido! –Tiró bruscamente de mi brazo-
-Perdóname, Bill, de verdad perdóname pero…
-¿Pero qué? –Mostró ferozmente sus dientes, haciéndome recordar que me encontraba con un ser salvaje, que quizás me atacaría-
-Quisiera que esto no terminara mal…
-¿Qué no termine mal? ¡Me vas a abandonar! ¿Para qué me buscas y me tienes si después me vas botar como… como si no fuera nada?
-Jamás pensé en eso, Bill, sólo pensaba en que te quería pero, no hay peor ciego que el que no quiere ver… ¡Lo lamento! Pero te repito, no quiero que lo nuestro termine tan feo, quiero que pasemos los últimos momentos felices, contentos ¡Como siempre! ¡Por favor! Te lo suplico… pasemos esta noche juntos…
Su expresión poco a poco se ablandó hasta llegar al punto de la ternura. Su mirada se veía decepcionada, como la de un niño perdido. ¿Qué será de él después de que yo me vaya? Volverá a ser un lobo… un lobo más en la manada.
Después de que Bill reflexionara unos momentos, alzó su mano poco a poco para ofrecérmela, esperando a que la tomara.
-Ven conmigo… gocemos esta noche que nos queda y corramos por el bosque como locos… ¿Sale?
-Si –Asentí con la cabeza y tomé delicadamente sus largos dedos. Ambos nos miramos cómplices y salimos corriendo entre los árboles al mismo tiempo-
- - - - - -
Aquellos momentos a su lado fueron mágicos. Ambos corrimos entre la nieve, entre los copos, entre el frío blanco y en él nos perdimos.
Bill me mostró absolutamente todos los rincones del bosque, que conocía como la palma de sus manos.
Me enseñó criaturas tiernas y esponjosas, como conejitos color humo, que brincaban y jugaban alegres. Me enseñó varias aves y sus nidos, tratando con ternura a cada uno de estos seres.
Caminamos de la mano como novios, cosa que jamás podría haber hecho en la ciudad, pues sería… extraño.
-¿Y bien? ¿Haz disfrutado de recorrer mi hogar? –No sé si olvidó lo de la cabaña, o se desenmascaró en ese momento, pero a “hogar” se había referido al bosque-
-Claro, Bill, y más por que es a tu lado… -Ambos nos abrazamos con ternura y nos quedamos un momento así, como piedras- Bill…
-Shhhhhh –Tapó mi boca- creo que anda cerca…
-¿Anda cerca? ¿Quién anda… -Tapó nuevamente mi boca-
Nos quedamos totalmente quietos, pareciera que Bill escuchaba los pasos de alguien más, pero no tenía ni la menor idea de cuál era el peligro o qué era lo que oía.
-Ven, corre… -Susurró-
Me tomó de la mano y nos desviamos hacia otros caminos por los cuales no habíamos ido antes, totalmente desconocidos.
Confundida, seguí sus pasos y lo acompañé hasta lo más alto de una montaña, donde se veía desde lejos un paisaje hermoso.
La nieve caía con más intensidad y frialdad que en otra zona del bosque, pero eso estaba bien, congelarme estaba bien al lado de Bill.
-¿Y bien? ¿Me puedes decir de qué o quién corríamos? –Pregunté sentándome en un árbol-
-Huíamos de… ella… -Tembló con la última palabra-
-¿Ella quién?
-La jefa de la manada, una loba muy feroz que cree que soy suyo, que me cela mucho... que te odia....
-Me odia... -Bajé la mirada pensativamente, preocupada, y entonces recordé aquella escena en la que Lobo Lobito se peleaba con otro lobo- ¡Hey! ¿Ella fue la que te hizo esa cicatriz?
-Si… -asintió con la cabeza un poco avergonzado- ¿Sabes quién soy en realidad... no?
-Si…
-Pero… aún así me quieres, ¿No es así?
-Claro, Bill, y te querré por siempre… -Acaricié lentamente sus sedosos cabellos...-
- - - - - - - - - -
Ambos disfrutamos de alegres juegos en medio del blanco, corrimos, nos abrazamos y disfrutamos del último día, bueno, más bien de la última noche, pues vimos como el crepúsculo caía lentamente y las tinieblas se alzaban hacia el cielo.
Poco a poco oscureció y mis nervios se comenzaron a poner de punta al pensar en lo preocupados que habrían de estar mis padres.
Ambos caminamos lentamente de regreso… se acercaba lo que era inevitable, es triste adiós.
Los árboles se veían negros, justo como me daban miedo, y los ojos de Bill brillaban amarillos.
-Bien, Bill… -dije recargada en su hombro- ya casi llegamos a nuestro punto de encuentro, donde… me tendré que despedir de ti…
-Lea… ¿estás segura de que no hay forma de que te quedes?
-Totalmente, Bill, estoy totalmente segura…
-Bien, entonces… -Ambos nos detuvimos en el árbol de siempre y tomamos cálidamente nuestras manos- no te vayas sin darme… otro beso…
Bill me jaló de la cintura y presionó ferozmente sus labios contra los míos, refregando incluso su fría nariz contra la mía, sintiendo la calidez y humedad de su boca.
-Bill… -Jadeé entre beso y beso, tirando de sus cabellos apasionadamente-
-Lea… -Susurró retirándose rápidamente de mi- ay no…
-¿Qué… -Escuché un gruñido rencoroso y la bestia se me fue encima…-

Bill´s POV (Point of view)

Sin que pudiera hacer nada, aquella impetuosa loba se lanzó con furia contra mi amada, aventándola contra un árnol y desgarrando su cuerpo en pedazos. Sus gritos se escucharon a la luz de la luna y sus lamentos fueron silenciados por la muerte.
Mis ojos se abrieron horrorizados y una pequeña gota de sangre salpicó mi mejilla. Mi corazón estaba destrozado.
Furioso, desesperado y descontrolado, corrí hacia la loba y la tomé con fuerzas, tronando el cuello de ésta.
Caí de espaldas contra el suelo y golpeé mi cabeza con las ramas.
Las lágrimas se escurrían de mis ojos y el pelo comenzaba a brotar de mi carne, aquel abrigo comenzaba a adherirse a mi, volviéndome de nuevo un triste lobo.
Miré directo a mi diosa y lancé un aullido desgarrador, ambas se encontraban muertas a mi lado, en la noche, en el frío ¿¡QUÉ SE SUPONE QUE HAGA, LUNA?! ¿¡QUÉ HAGO?!


Aquel mágico astro, comenzó a omitir fuertes destellos, iluminando a la loba, quién poco a poco se comenzó a reponer. “Pero…” –Pensé mirando a la luna.
Poco a poco reflexioné sobre lo que estaba ocurriendo, y agradecí alegremente a la luna, pues, la que realmente estaba reviviendo era mi querida Lea, dentro del cuerpo de la loba.
Corrí a verla rápidamente y nos miramos de frente.
Con su cabeza, se comenzó a refregar en mi cuerpo, dándome caricias como acostumbraba… Lea… ¡Era Lea!
Ambos enroscamos nuestros cuerpos y después de dar un brinco, salimos corriendo en la noche ¡Juntos! Esa era la única forma en la cuál podríamos estar por siempre uno junto del otro…

FIN

- - - - - - - - - - - - - - - - PRÓXIMA NOCHE - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Grito 8 Cannibal «Pasión»

I am cannibal, cannibal... i love you... i warned you RAWR!

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Aaaaahhh..! Me encantooo
Siii kedaron juntoss
Por un momento pense q d verdad Lea habia muertoo :( peroo noo fue asii xD
Me Encantooo :)
Ya kiero el proximo Gritoo
Maria

MilenkaTH98 dijo...

waaaaaaaa!!!
q increibleee!!!
me encanto mili, esta super,
waaa!! ya kiero el proximo
gritooo :D

Anónimo dijo...

*O* lo ameeeee!!!
mui buen capi!! :3
maldita loba...ksi mata a Lea ¬¬
ñaña...igual se qdaron juntos XD
ya quiero el proximooo!!
salu2
Kriss