lunes, 21 de marzo de 2011

Grito 3 Spring Nicht «Anochecer»

¡Hola! Wow cada vez puedo subir más rápido cap.. eso me gusta :D haha... hoy lunes en la noche les vengo a dejar un nuevo grito... haha... perdón nuevamente si no está muy concreto y descriptivo, lo que sucede es que todo lo hice hoy... entonces, escribí cuatro hojas y en una hora haha... tengo mucho sueño y tengo que ir a cenar jum ¬¬ les dejo un nuevo cap que espero y sea de su agrado sale??? cuidense mucho... besos, bye!!
P.D. Haha ay raven.. no soñaste pesadilla verdad??? o si?? O.O Que soñaste???

Grito 3 Spring Nicht «Anochecer»

La noche comienza a caer, poco a poco, dándole matices rosado y dorado al cielo, junto a la Torre Eiffel. El viento resopla con intensidad y juega con mi volátil cabello, alborotándolo.
Sobre los tejados está todo tan frío y tranquilo, el abismo de la ciudad se traga cada lágrima que cae. Ahí abajo no hay nada que te detenga aquí arriba.
París, dulce París… no puedo creer que vaya a morir en un lugar tan asombroso, famoso y espectacular como éste… cuando menos morí dignamente ¿O no? No, un suicidio no es digno ¿ o si? Quién sabe, de todas maneras, muerte es muerte.
Jamás creí llegar a esto… jamás pensé en necesitar tanto la muerte, como una necesidad fundamental para poderme aliviar… mi conciencia me pesa como costales de oro… que digo de oro, ¡De carbón por lo desdichado que soy! Ya no puedo con esto más, debo de dejar de derramar lágrimas e ir al punto… debo suicidarme…
Cerré los ojos y apreté mis puños. Uno, dos, tres ¡AHORA! Hice un esfuerzo para dejarme caer pero… ¡Carajo, no puedo! Me falta voluntad… siempre fui un maldito cobarde, por eso, aquí va mi historia…
- - - - - - - - - - - FLASHBACK NARRADO POR BILL - - - - - - - - - - - -
Aquella tarde me encontraba cargando y arrastrando las maletas con mi familia, nos encontrábamos en el aeropuerto de París, Francia… venía a pasar 2 magníficas semanas de vacaciones a este lugar…
Iba tan pero tan emocionado, tan feliz y tan animado que decidí traer ropa de más para tomarme una sesión de fotos completa frente a la Torre Eiffel, no contenía las ganas de salir ya del aeropuerto y gritar, correr y bailar en el suelo de Francia.
Ya íbamos a salir de ese lugar, por fín iba a conocer Francia…
-Bill… ¿te han dicho antes que esas botas que te trajiste son ridículas? –Pronunció Tom como siempre de aguafiestas, interrumpiendo mis deseos…-
-No son ridículas, son muy finas y caras… además… ¿Qué sabes tu de moda, eh?
-Claro que son ridículas…
-¿Por qué?
-Por que son de mujer, Bill, por eso –soltó una carcajada- ¿Haz visto lo grande de sus tacones?
-Bueno, cuando menos ya tengo con que defenderme, no que tu…
-Yo tengo puños, niñita….
Nos fuimos discutiendo todo el camino respecto a las botas y mi estilo… nadie me comprende, bueno, jamás he encontrado a un chico o chica que comprenda mi afición por la moda.
En fin, para no hacer esto más largo, después de tomar el primer respiro del oxígeno francés, mi familia y yo alquilamos un apartamento en una torre muy pero muy alta, casi rascacielos, todo se veía tan hermoso… las luces, los edificios, los autos… se veía tan pero tan bien… en ese momento deseé quedarme toda la vida en París, pues en mi ciudad no había tanto comercio ni luz como acá…
-¡Hey, Bill, ven! –Escuché los gritos de mi hermano interrumpiendo mi vista-
-¡Voy! –Anuncié caminando hacia la puerta, donde se encontraba Tom-
-Hey, mira, te presento a los chicos que se encuentran en el departamento de junto… sus nombres son Nick, Silvestre y Romeo…
Extendí la mano para saludarlos pero la verdad es que los tres eran muy bizarros… el primero (Silvestre) era alto, tosco y sus cabellos estaban parados con mucho gel… lucía desconfiado, serio y poco sociable. El segundo (Nick) eran blanco, rubio y ojos pequeños… ese lucía un poco más alegre pero un tanto… ¿cortante? No lo se, y el último, (Romeo) tenía el cabello teñido de púrpura, portaba una playera de Green Day y estaba relleno de piercings… era el que más sonreía y el que más hablaba…
-¿Y entonces qué? ¿Nos acompañan a la disco? –Pronunció Romeo-
-¿Disco? –Pronuncié confundido-
-Si, amigo, -Respondió- para hacer amistad, quisiera que nos acompañaran a una de las discos más impresionantes de aquí… es un bar asombroso, venden de todas las bebidas, hay música y mujeres, ¿Qué dices?
-Bueno, no se… -interrumpió mi hermano-
-Vamos, Bill, tu que querías conocer la ciudad… -dio un golpecito en mi hombro-
Me detuve a pensarlo unos instantes… ¿Qué de malo podría suceder? ¡Nada! Solo haces amigos, ves la ciudad, conoces chicas y… oh, vamos, Bill, no seas igual de aguafiestas como tu hermano… ve…
-Bueno… esta bien, vamos…
Todos salimos en “manada” hacia la ciudad. Según Tom, nuestros padres no se angustiarían, pues ya estábamos lo suficientemente grandes como para cuidar de nosotros mismos.
A pesar de todo, iba un tanto angustiado por las consecuencias, aun que se me fue esa idea de la cabeza cuando caminamos en las calles de París, era una sensación de poder, de adrenalina, de simple locura.
El edificio del dichoso antro era estrafalario, color de negro.
Por dentro era peor, estaba lleno, que digo lleno, ¡a reventar! de personas totalmente extrañas bailando.
Todos eran igual de bizarros que nuestros compañeros. Las mujeres eran hermosas, como salidas de una revista vanidosa, sus risas eran perversas y altisonantes y bailaban casi desnudas en la pista.
Los hombres eran macabros, con gabardinas, piercings, de negro, maquillados y de cabelleras púrpura, rojo, naranja y hasta azul y verde.
Las luces eran negras con rojo y música de rock pesado, gótica y algunas irreverentes hacían casi estallar mis oídos.
-Vengan, les vamos a presentar a una amiga… -Dijo Silvestre-
Todos se me quedaban mirando… algunos me sonreían, otros me guiñaban el ojo… no lo se, quizás por mi peinado extravagante de león y mi maquillaje me aceptaban en su “club”. Eso era bueno, me sentía a gusto en ese lugar.
-Les presento a Tzugui…
Quedé hechizado. No la pude ver bien por la oscuridad pero con su sombra me bastó. Era una chica totalmente BELLA, no, bella se queda corto… era, era, era…¡ PRECIOSA! ¡HERMOSA! ¡DIVINA!



Sus cabellos rubios y largos caían en cascada por sus delicados hombros, terminando en sus bien formados pechos. Iba vestida con una blusa blanca, un tanto escotada con una chamarra negra de cuero.
Tzugui saludó a Silvestre, a Nick y a Romeo chocando las palmas, se veía que se conocían desde hace mucho tiempo.
-Hola, ¿Cómo te llamas? –Le preguntó a Tom aún sin verme-
-Tom Kaulitz, a tus órdenes… -Tom besó su mano… ¡Que maldito!-
-JAJAJAJAJA Ay, que lindo, Tom, eres muy guapo… oye… ¿Y quién eres tú? Eres HERMOSO!!! –Se dirigió a mi-
-Me llamo Bill… -Oh, vamos ¿Qué tipo de respuesta es esa? Bill, eres un estúpido, un idiota-
-¡BILL! ¡QUE HERMOSO NOMBRE! –Me dio un beso en la mejilla- ¿Son hermanos? Por que se parecen mucho, eh, solo que tu, Bill, eres mucho más bonito, más precioso… eres guapísimo… ven…
Me tomó de la mano y sin pensarlo dos veces, la seguí hacia una esquina del antro. Esto estaba pasando muy rápido… pero… me dijo que era guapísimo ¿No? Oh, en ese momento me dieron unas tremendas ganas de besarla, de tomarla, de hacerla mía… su sombra era tan hermosa, tan hábil, tan rápida y provocativa…
-Por fin a solas, Bill, ¿te han dicho lo hermoso que eres? –Colgó sus brazos en mi cuello y me comenzó a dar besos en toda la cara-
-Oh, Tzugui, tu también eres bellísima… -Mis manos se comenzaron a colar automáticamente en su espalda, sus piernas, su trasero-
-Es amor a primera vista, Bill, -mordió mi oreja- cuéntame de ti, ¿de donde eres? ¿Qué haces en París? ¿Por qué no habías venido antes? ¿Eres soltero? ¿Dónde compraste tus botas? ¡Tu maquillaje está hermoso! ¿Quieres un trago?
-Bien… si, quiero un trago…
-Perfecto, espérame…
Tzugui me dejó parado en esa esquina… no lo podía creer… esto, esto estaba mal… tenía 2 años que no tenía novia y ahora… y ahora tan rápido se me está lanzando esta chica… ¿luciré bien? ¿Estoy sudado? ¿Qué tal mi aliento?
-¡Ya vine! –Lamió mi mejilla entregándome una copa-
Ella, de un trago, se terminó el alcohol que contenía el vaso, mientras que yo hice un esfuerzo para imitar lo que hacia, aun que en realidad después me dieran unos pareos horribles.
¿Cómo rompía el hielo? Oh, vamos Bill, tu eres un galán…
-¿Quieres bailar? –Fue lo primero que se me ocurrió-
-Estaba esperando tu propuesta.
Perdí totalmente el control. Entre copa y copa, ambos bailamos en medio de la pista, mostrando los mejores pasos que nos sabíamos. Ella refregaba sus manos en mi pecho mientras bajaba poco a poco y lamía mi cadera.
Nos encontramos boca con boca y nos besamos salvajemente, metiendo y mezclando nuestras lenguas en una guerra.
La presioné fuerte contra mi y lamí su cuello, su mejilla, revolví con mis uñas su cabello, acaricié sus pechos mientras ella pasaba su mano por mi entre pierna y se ocupaba de jadear de placer.
Así estuvimos bailando hasta las 4 de la mañana… no me cansaba de su sabor, de su textura… era la primera vez que me fajaba con una desconocida pero estaba bien… me parecía excelente… de eso se trata el viaje ¿No? De placer y problemas…
- - - - - - - - - - - -
Me encontraba recostado en mi cama del departamento… me dolía la cabeza… si, estaba crudo.
Según mi hermano había llegado casi arrastrándome, riéndome a carcajadas irreverentes y con los labios más que manchados de pintura… si, una noche de copas, una noche loca.
No me arrepentía, es más, pensaba buscar a Tzugui pero ahora conocerla bien… esto es muy tonto pero… me había enamorado de ella, si, es algo absurdo, pero… necesitaba verla de nuevo, necesitaba tocarla, necesitaba tenerla…
La verdad era que me había obsesionado con tan solo una noche a su lado… no dejaba de pensar en ella y en sus besos, todo el día anduve tonto con mi familia pensando en esa chica en vez de la ciudad… si, era un completo estúpido.
Lo único que me hizo feliz ese día fue que, en la noche, aproximadamente las 8:00PM sonó el timbre del apartamento, ella estaba afuera...

continuara...

- - - - - - - - - - - - PRÓXIMA NOCHE - - - - - - - - - - - -
Cada momento a su lado es... másgico... es eróticamente bello, es... es un sueño... bueno, un sueño un tanto macabro por su obseción por lo negro y los lugares extraños... se parece tanto a mi... no puedo creerlo, esto es un flechazo... pero... bien dicen que todo lo bueno es malo... y Tzugui me demuestra que tiene un imán a los problemas y... las bestias....

Próxima noche: Grito 3 Noche 2 Spring nicht «Lentejuelas»

Ich schrei in die nacht für dich, lass mich nicht im stich, Spring Nicht.

3 comentarios:

Nubiiz dijo...

Me ENCANTA!!!
esta buenisimo
!!!!
<3 ya qiero la parte 2
w.w

Anónimo dijo...

waaaaa! sta increible!!...
:D sub pronto xfa!!! n.n
Kriss

Anónimo dijo...

Me matastess... me encantoo xD
Todo tan sexy jaajaja
Maria