viernes, 25 de junio de 2010

Tan bello como un ángel

ola ola hallo hallo emmmmm la vdd no c k paso con yazz k aiier no subiio cap :S aun asii le preeguntare k es lo k paso.. xro miientras hoii cumplo con el capi va..??? espero ii les guste.. besos.. biie ^^

Capitulo 4 Tan Bello como un Ángel

-Lo se, y me enorgullezco, amo ser como soy… nena, yo… soy peligroso, en cuanto me conociste, preciosa, en este instante… te acabas de echar tu solita… una maldición
-Maldición?? Por que???
-Gatita… apenas me conociste, yo… yo soy una mala persona –Dijo acariciándome con suavidad una mejilla-
-Por que mala persona, Bill, por que mala persona??
-Tengo… un pasado, un presente y un futuro muy oscuro
-Bill… me estas aterrando
-Lo se, lo lamento, pero esa es mi forma de ser, soy tan frío como el hielo, tan oscuro como la noche, tan malo como el diablo, tan misterioso como un cuervo, tan bello como un ángel y tan sanguinario como un vampiro, y por eso, no te conviene estar conmigo, vete
-Pero… no entiendo yo…
-Vete por favor
-Ok, ok, como tu digas –Dije parándome cautelosamente-
El asintió suavemente y serio con la cabeza y yo me fui, dejándolo solo, sentado en ese restaurante. Era un chico simplemente… misterioso. De lo que me había dicho, lo único en lo que estoy de acuerdo, es en que es tan bello como un ángel. Simplemente puedo decir que me quedó el ojo cuadrado al estar con el, era simplemente… macabramente hermoso.
Debo admitirlo, a la hora de acordarme de el, me latía el corazón como si se me fuera a salir por la boca, me daban ganas de vomitar y me alteraba al 100%. Anduve medio mareada por la calle, tropezando con todos. El estar con ese muchacho me había dejado simplemente hechizada. No podía dejar de pensar en el. Me habían bastado 2 horas para obsesionarme con su hermosa sonrisa, sus labios rojos, sus ojos pardos y penetrantes, su piel tan blanca y delicada, sus hermosos cabellos cayendo en cascada por sus hombros con el flequillo con un poco de laca y sus tan simpáticas mechas rubias, sus dientes tan blancos como perlas y su tan pícara verruga bajo la boca. Su forma de ser tan fantástica me había dejado boquiabierta, era como un personaje de una película, y no solo una película común y corriente, si no la ganadora del Oscar por la actuación de ese tan brillante ser.
Iba hipnotizada en el camino a casa, hasta llegar sin darme cuenta.
Entré medio mareada y tropezando con todo a la casa, hasta encontrarme con mi padre en la cocina, con una brillante sonrisa.
-Hola!! Como te fue de casería por la moda??? –Odio cuando mi padre se pone así-
-Hum… bien, todo bien
-No te veo tan entusiasmada, ni si quiera una bolsa o una gorra, que paso???
No sabía si contarle a mi padre respecto al encuentro con tal muchacho. Mi padre tiene 36 años, no es un ruco, pero tampoco es un jovenazo, por lo contrario, es una persona muy comprensiva, el me habla de sus amores antes de casarse y también de las aventuras con mi madre, así que… por que no contarle??? Seguro y el me daría un consejo.
-Padre… hay algo de… lo que te… quiero contar
-Si, hija, dime, que pasó???
Ok, no había vuelta atrás, ahora le contaba o le contaba, solo que… como contárselo??
-Hum… mira… y-yo… hoy, ahora que… salí…
-Habla con confianza, dime, a quién viste o que ocurrió??
-Ok mira… hoy que iba caminando por la calle, ví un aparador donde había una chamarra negra muy bonita sabes?? –Dije algo nerviosa-
-En serio??? Y que paso??
-Pues… entré a verla para ver cuanto costaba o si me quedaba y…
Simplemente me quedé muda, no sabía como proseguir, tenía unas ganas inmensas de llorar, no se por que, jamás había tenido un sentimiento tan grande por un chico
-Que pasó??? No estaba a la venta?? –Dijo alegre-
-No, pa, si estaba, pero… a la hora de que la agarré, otra mano la agarró…
-Y se a llevaron??? Debiste apurarte hija!!!
-No padre!! No he acabado, esto es serio –Dije haciendo mi berrinche-
-Ok, ok, continúa –Dijo mas serio-
-Mira… esa mano que la agarró, era de… una persona muy… no se, era un chico, un chico muy especial
-Como era?? –Dijo con una sonrisa pícara en sus labios-
-Era… -Dije sonriendo y bajando la mirada- Era un chico estrambótico
-A que te refieres??
-Era alto, muy alto, delgado… huy, demasiado delgado, sus ojos eran de un color… penetrante, eran entre grises, verdes y cafés, eran un color tornasol hermoso…
-Por lo que me dices te gustó
-Oh!! Espera, espera, te sigo contando –Dije mas sonriente- Sus labios eran de una figura… única, eran un color rosa intenso, hermosos y carnosos, era blanco, mas blanco que la nieve y llevaba los ojos delineados con una sombra negra, muy bien hecha, llevaba un piercing en la ceja e iba vestido de negro con jeans y tenis…
-Y… te gustó??
-Que te sigo contando!!! –Dije soltando una carcajada pero apenada a la vez- entonces, ambos tomamos la chamarra a la ves y empezamos a discutir por ella, al grado de caer al piso y romper la chamarra
-Dianne!!!! Rompiste una chamarra???? –Dijo asombrado-
-Si papá, pero ese no es el punto, el chiste es que después la tuvimos que pagar, bueno, el la pagó y después… después me invitó a comer un helado –Dije roja de vergüenza-
-Hum… con que un helado eh?? Y que te dijo o como se llama???
-Se llama Bill y es una persona… extraña
-A que te refieres?? –Dijo poniendo la mesa, les dije que estábamos en la cocina??-
-A que… bueno, al hablar con el, me demostró, ser una persona… extraña, oscura y… no se, me advirtió que conocerme era una maldición, lo votaron de una escuela por… apuñalear a alguien!! El mismo admite ser peligroso, el dice que es malo, y… fue tan frío cuando le comenté de Ink Angel, pareciera que le gustan los crímenes, papá!!! –Dije empezando a sollozar-
-Y por que lloras mi amor??? –Dijo abrazándome desesperadamente-
-Por que… me gustó!!!!!!!!! –Dije gritando-
-Hay mi hija… en serio crees que sea una mala persona??
-No me gustó la forma en que me trató pero… es que… es tan hermoso
-Ya no pienses en el, piensa que es la única vez que lo viste, por que… podrá ser muy hermoso, pero si el malo, mejor apártate de el
-Si papi, gracias –Dije llorando-
-Ahora… quieres cenar?? –Me ofreció muy cálido-
-Si papá –Dije mas alegre-
Ambos nos sentamos y cenamos, era muy acogedor estar con mi padre, el siempre sabía ayudarme, en las buenas y en las malas.
A la hora de dormir, fui y me acosté en mi cuarto, me acurruqué y encendí mi mp3. Cerré mis ojos y empecé a escuchar música. Dentro de mis pensamientos se encontraba… Bill. Ese chico si que me había marcado, estaba segura, que había quedado traumada… traumada de ver tanta belleza.
Esa noche soñé con Bill, jamás me dijo su apellido y me moría por saberlo, por conocerlo, por ser su amiga, me atraía demasiado, ese joven tan bello como un ángel.
Las semanas pasaron y Bill me tenía como loca. Yo tengo una habilidad y es el dibujo. Toda esa semana me la pasé dibujándolo,
Puedo presumir que, me quedaron preciosos los muy canijos dibujos, pero, claro, se lo debo a mi preciosa musa de inspiración: Bill
Me la pasaba sentada oyendo música, fantaseando con mi nueva obsesión, claro que era una obsesión!!!
- - - - - - -
El día de ir a la escuela había llegado, debo admitirlo, me moría de ganas de llegar y conocer a mis nuevos compañeros, a hacer amigos, a conocer gente nueva y agradable, encontrar un chico que supla a Bill…

continuara...